Margaret Obank: Presentación de la versión española de la revista Banipal

Margaret Obank, photo by Ali Ghandschi

¿Por qué ha decidido Banipal volver la vista ahora hacia el mundo hispanohablante? Antes de responder a esta pregunta, déjenme refrescar la memoria y retrotraerme a cuándo y cómo comenzó la versión en inglés de la revista en febrero de 1998. Teníamos entonces tres buenas razones para embarcarnos en una revista de literatura árabe traducida al inglés: tres razones que siguen siendo la piedra angular de Banipal y que constituyen hoy la esencia de este número cero de su versión en español. La primera de esas razones es que la literatura árabe es parte esencial de la cultura universal y la civilización humana; la segunda es que sirve para ahondar en el diálogo entre culturas; y la tercera es la alegría y la emoción mismas que produce leer un bello poema o un texto imaginativo. Desde su primera entrega, Banipal se ha empeñado en ponerse al servicio del siempre vitalista y bullente panorama literario árabe actual. Los años la han convertido en un foco de irradiación que da a conocer tanto a autores noveles o consagrados de diferentes países árabes, tanto entre ellos mismos y al resto del mundo.
La aparición de la versión en inglés de Banipal, allá por el verano de 1997, fue una respuesta a la marcada carencia de traducciones disponibles. Fue nuestra respuesta a la marginación que sufrían los autores árabes y al “al relativo goteo de traducciones” que se estaban publicando, a pesar del impulso que había supuesto la concesión del premio Nobel de Literatura al novelista egipcio Naguib Mahfuz en 1988.
Banipal toma su nombre del emperador asirio Asurbanipal (668-627 a. C.), fundador de la primera biblioteca del mundo. Nacía para convertirse un nuevo tipo de biblioteca: una biblioteca destinada a la literatura contemporánea del mundo árabe y sus diásporas, escrita por autores árabes en cualquier lengua, cuyos textos se publicarían traducidos al inglés. La labor de la revista –en conexión diaria con la escena literaria árabe– consiste en traducir al inglés obras de autores contemporáneos de todos los rincones del mundo árabe, en elevar la altura del debate literario del mundo árabe y en hacer que la literatura árabe sea accesible a la audiencia más amplia posible, situando su producción literaria en el lugar que le corresponde dentro de la literatura universal. Asimismo, Banipal se dirige al lector global para hablarle de las múltiples realidades de las culturas árabes en toda su diversidad y con toda su vitalidad.
Estamos en el verano de 2019, han pasado 22 años. En estos años hemos sido testigos de un terremoto de cambios en todas las esferas de la vida sobre el planeta Tierra. Con ello, la literatura traducida del árabe al inglés ha ido recibiendo cada vez más atención a través de las muchas y variadas actividades realizadas en el ámbito anglófono y fuera de él: premios literarios de poesía y ficción –entre los que se encuentra nuestro premio Saif Gobash Banipal de literatura árabe en inglés, fundado en 2005–, talleres, incorporación y formación de nuevos traductores, presentaciones y muestras en librerías, o participación en festivales y ferias de libros. Cada vez son más las novelas, relatos, divanes poéticos, memorias y obras de teatro publicadas en lengua inglesa en todo el mundo, ya sea en grandes grupos editoriales o en editoras independientes; cada vez son más los textos que se publican en blogs y en revistas internacionales de literatura, así como creciente es el interés que despiertan las obras árabes en los estudios de literatura comparada y literatura universal.
Hace unos años escribí que “el mundo de la traducción literaria del árabe al inglés está casi irreconocible, de lo cambiado que está, de la carga de energía que le están aportando los jóvenes traductores en ciernes que llegan a él por los más diversos derroteros. En cierto modo esos cambios vienen a completar una explosión de escritura creativa que estalló en todo el mundo árabe” y que continúa activa hasta hoy.
En estos años Banipal ha publicado, por primera vez en inglés, a cientos y cientos de autores, ha apoyado su carrera como escritores y ha trabado fructíferas relaciones con los autores y traductores de cada uno de sus números. Como revista independiente, Banipal ha contado con la absoluta libertad de publicar un abanico amplio y magnífico de textos creativos de ficción, poesía, memorias, teatro, además de ensayos, dosieres, entrevistas y reseñas de libros y actividades, y también cientos de fotografías de autores. Y todo ello sin las restricciones impuestas por el mercado o una visión comercial.
El compromiso diario de Banipal y su estrecha relación con los autores árabes y sus obras, así como con los traductores, nos ha convertido en eje de un necesario diálogo intercultural para actuar como catalizador de una nueva forma de conocimiento, comprensión y empatía entre las culturas. Tanto es así que algunas personas han llegado a decirnos que para ellos existe “un antes y un después de Banipal”.
Ha sido sobre todo a lo largo de los últimos años que amistades y colegas de diferentes países me han preguntado –y no es que quiera exagerar, pues así nos lo decían realmente– que por qué no existía un Banipal en alemán, en turco, en italiano… y, sobre todo, en español. Por eso, desde principios del año en curso, llevábamos planeando una nueva versión de Banipal, y ahora estamos orgullosos de presentaros su número cero en versión española, una ventana abierta, nueva y grande que mira “al alma y la conciencia árabes”, que ofrece al lector hispanohablante la oportunidad de paladear de modo regular la riqueza del panorama literario árabe, sacándolo una vez más de la relativa situación de aislamiento en que se encuentra.
La versión española de Banipal se une así a su versión inglesa para generar nuevas ocasiones de diálogo, para desarrollar nuevas relaciones de entendimiento, tolerancia y conocimiento entre las culturas.
Este número cero presenta un elenco de autores árabes de diferentes generaciones que trabajan distintos géneros y proceden de diversos países árabes. Todas las obras originales fueron escritas en árabe, excepto una que fue escrita en neerlandés y otra en inglés. Algunas obras habían sido publicados anteriormente en inglés, pero todas lo hacen en español por primera vez.
Vaya aquí nuestro gran y sincero agradecimiento al excelente equipo de traductores, editores y autores que se han unido a Samuel y a mí en la emocionante experiencia de sacar adelante el primer número de Banipal en español.